Metal Music Zone - The Heavy Music Forum

Foro acerca de música, humor, informatica, instrumentos y muchas cosas mas...
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse
Últimos temas
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Mejores posteadores
elfium___x
 
Litos
 
The_Fallen_Angel
 
White angel
 
H4CK3R
 
Yuffie
 
Admin
 
toutafond
 
sara_metal4ever
 
Därk Archangel
 
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 31 el Sáb Ene 07, 2012 1:35 am.

Comparte | 
 

 Historia de un Arte: Flamenco I

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
White angel
Maniaco del foro
Maniaco del foro


Femenino
Cantidad de envíos : 239
Edad : 28
Localización : Madrid
Fecha de inscripción : 05/03/2008

MensajeTema: Historia de un Arte: Flamenco I   Vie Abr 11, 2008 12:21 pm

Flamenco.- ¿Qué tiene esta palabra de la que tanto se habla en todo el Mundo? Tiene Duende?, tiene Misterio?, efectivamente, Duende y Misterio son las palabras que mejor definen la esencia del Flamenco, ningún Arte ni Música es aceptada en todo el Mundo como el Flamenco, para mí la explicación es simple, además del duende y misterio, el Flamenco es un SENTIMIENTO, y ningún pueblo del Mundo puede sustraerse a los sentimientos del Pueblo.-
En pocas líneas procuraré hacer un repaso histórico sobre lo mucho que se ha escrito del Flamenco, una idea general para que los que no conocen este Símbolo de Andalucía, adquieran de él un mínimo conocimiento y principalmente para que lo escuchen y entiendan las palabras con el cuál lo describo.

ORÍGENES - EVOLUCIÓN - ÉPOCA ACTUAL - FUTURO

Orígenes.- Mucho se ha escrito sobre los orígenes del Flamenco, pero a ciencia cierta nada está comprobado, todas son conjeturas; de acuerdo al estilo primitivo, me inclino por creer que la dominación árabe que tuvo España durante casi ocho siglos, principalmente el Sur de la península, esto es la zona de Andalucía, fue la fuente más importante de formación del estilo Flamenco, el estilo del cante moro, sus modulaciones de voces, sus quejidos largos y lamentos cortos, eso, unido a las romanzas castellanas que fueron llegando en la época de la reconquista, fue formando el estilo del cante que era llamado Cante Andaluz, muchos le acreditan el Flamenco al pueblo gitano, yo pienso que no es así, en primer lugar los gitanos siempre fue un pueblo errante, expulsados de todos los paises por su manera de vivir, un pueblo libre, no fácil de adaptarse a normas y leyes, en España entraron en los albores del siglo XV, según investigaciones hechas al efecto, procedían del norte de Europa y buscaban climas más cálidos y adaptables a su forma de vida al aire libre y viajar en carromatos, una gran parte quedaron por Cataluña, lugar de la península por donde se cree penetraron en España, otros siguieron hacia el sur y la mayor parte de ellos se asentaron en la parte más occidental de Andalucía, es decir, la baja Andalucía, Sevilla y Cádiz, otras versiones indican su procedencia de cuando fueron expulsados de Egipto y su entrada en la península fue por el sur, el hecho de afirmar categóricamente que el Flamenco no es sinónimo de gitano está en la prueba de que gitanos hay en todo el Mundo y sin embargo el Flamenco lo cantan únicamente los que poblaron Andalucía y sus descendientes, si fuese un cante oriundo gitano lo cantarían en todo el Mundo, cosa que no es así, pero sí digo que la influencia del Gitano fue fundamental para la formación del Flamenco, unido otras corrientes musicales, pero basándose siempre en los Cantes Andaluzes, Una vez asentados en la zona mencionada, se acoplaron a los Cantes Andaluces de la época, poniéndoles el compás natural de su música, y el sentir de un pueblo sufrido y perseguido, terminó por conjugarse con el mismo sufrimiento del campesino Andaluz y eso, a mi entender, llevó a la naturaleza básica del Flamenco, porque el Cante Flamenco es eso, un Sentimiento.

En los principios no existía ni el baile ni el acompañamiento musical, era cante solamente, por lo cuál el primer Palo de que se tiene conocimiento es La Toná, y la zona donde fueron creados los Cantes básicos fue precisamente en la zona donde más gitanos se asentaron es decir la trilogía de los pueblos de Tríana, Jerez y Cádiz.

Otro misterio no resuelto es el nombre de Flamenco, por más vueltas que se le ha dado, no se ha llegado a una verdad fehaciente, hay muchas teorías, algunas con más y otras con menos lógica, pero lo real es que nadie ha sabido encontrar de donde o de que proviene el nombre de Flamenco. Se le llegaron a atribuir orígenes inverosímiles, como por ejemplo que fue el nombre de un cuchillo o navaja y dieron incluso ejemplos del porqué, en el siglo XVIII, en el sainete El Soldado Fanfarrón de González del Castillo, uno de los personajes dice "El melitar, que sacó/para mi esposo, un flamenco", en el siglo siguiente una de las coplas recogidas por Rodríguez Marín dice " Si me s'ajuma er pescao/ y desenvaino er flamenco/ con cuarenta puñalás/ se iba a rematar er cuento" Estébanez Calderón lo empleó también en sus "Escenas Andaluzas". En "Pulpete y Balbeja", dice, "Esto hecho, se desnudaron de las capas con donoso desenfado y desenvainaron para pinjarse cada cuál, el uno, un flamenco de tercia y media, con cabo blanco, y el otro..... también podemos mencionar esta otra versión: surgió la hipótesis de que el nombre había sido dado por el Ave Zancuda llamada flamenco, según dijo Rodríguez Marín, refiriéndose a los que practicaban el cante, vestidos con chaqueta corta, altos y quebrados de cintura, pierniceñidos y nalgisacados eran propia y pintiparadamente la vera esfingie del ave palmipeda de ese nombre. Hipólito Rossy apuntó con escasa convicción otra tesis, dijo que la música polifónica de España en el siglo XVI se acrecentó con los Paises Bajos, actuando en España excelentes artistas de Flandes y aunque no en forma peyorativa llamados flamencos, también Carlos Almendro sigue en la misma línea de pensamientos ya que en la corte del rey Carlos V, nuestro rey flamenco, los cantores de capillas eran todos de Flandes, sucediendo que solo se cantaba en forma solemne y por así decirlo, profesionalmente, resultaba lógico y natural que el pueblo acostumbrara a considerar al flamenco ( de Flandes ) como sinónimo de "cantor" y ello cooperó a que entre la gente se extendiera la fama del flamenco cantor y de allí se justifica que se le llame Flamenco al cante que por esa época se popularizó.
Como vemos hay muchas versiones, pero ninguna con fundamentos realmente justificados como para darle veracidad absoluta.

Evolución.- A partir del momento en que los Gitanos se asientan en Andalucía, como dije, su aportación al Flamenco es fundamental, desde su llegada a principios del siglo XV hasta el siglo XVIII, fueron extendiéndose por toda la región y en cada zona que se establecen forman núcleos y familias que adaptándose a las formas y costumbres del lugar van diferenciándose también sus cantes y las diferentes vertientes fueron formando los distintos estilos de acuerdo a cada zona. Esa época de la historia de España, está llena de sucesos, los gitanos son expulsados, lo mismos que los moros nacidos en España, pero por un lado los echaban y por el otro volvían a entrar, los moros porque consideraban que estaban en su patria y los gitanos porque se encontraban muy bien en lo que para ellos era la tierra prometida, los caballeros españoles se dedicaban en la época después de la reconquista a fundar pueblos para recibir grandes extensiones de tierras a cambio, a viajar a las llamadas Indias descubiertas por Colón para conquistar territorios, por lo tanto son muy pocas las informaciones que se pueden encontrar de ese período, además que habiendo tierras donde radicarse, el terreno fue ocupándose con este tipo de gente, pueblo trabajador y sufrido que encontraba en el cante su escape predilecto, cantar sus alegrías y sus penas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://artenpalabras.blogspot.com/
White angel
Maniaco del foro
Maniaco del foro


Femenino
Cantidad de envíos : 239
Edad : 28
Localización : Madrid
Fecha de inscripción : 05/03/2008

MensajeTema: Historia de un Arte: Flamenco II   Vie Abr 11, 2008 12:23 pm

Época Anterior y Actual.-. Nombraremos ahora los centros más representativos y donde los agrupamientos fueron formando los estilos diferentes del cante, empecemos por Triana, donde recordaba un antiguo cantaor Sevillano, El Arenero, que cantaban a todas horas, desde niños se juntaban veinte amigos y cada uno cantaba a su aire y su manera, posterior al siglo XVIII, de lo más antiguo que se conoce es por ejemplo El Planeta que fue el primer patriarca de lo Jondo y un joven Fillo, casi siempre en segundo plano con respecto a él. Se cantaban romances, rondeña, el polo Tobalo, allí cantó probablemente La Andonda, jovencísima amante del Fillo, algunas de las primeras Solerares y los Pelaos y los Cagancho cantaron Martinetes y Seguiriyas memorables, convivían los gitanos y los payos, sin ninguna diferencia nada más que en los cantes.

Cádiz, otra cuna histórica de los cantes, los cantes de Cádiz tienen el prestigio de pertenecer al más rancio abolengo de lo Jondo, el romance, uno de los más antiguos cantes, reapareció en tierras gaditanas y los estilos de genealogía de naturaleza netamente gaditana, fundamentados en el amplio grupo de las Cantiñas, al que pertenecen las alegrías, la romera, los caracoles, el mirabrás y por fin los llamados cantes de ida y vuelta, es decir, los estilos contagiados de aires americanos que, a través del puerto de Cádiz penetraron en el solar del arte flamenco. Los cantaores más emblemáticos de la época fueron la Chiclanita, Dolores y Alonso del Cepillo, José de los Reyes y el Negro del Puerto. Siempre que se hable de Cádiz no hay que olvidar otros centros cantaores de su entorno, igualmente importantes y con personalidad propia, como los Puertos, la Isla de San Fernando, Sanlucar, Chiclana, Arcos y por supuesto Jerez de la Frontera.

En la escuela gaditana tiene prioridad el angel sobre el duende de acuerdo a esa filosofía propia y en que la gracia y la ligereza son sus rasgos decisivos. La tendencia a acortar la duración de los tercios no resta flamencura al cante gaditano, como son las alegrias y tanguillos, los cantes más característicos de la zona.

Como Triana y Cádiz, Jerez de la Frontera es otro centro histórico que se considera cuna del Cante. Semillero de cante desde los orígenes, principalmente en los centros gitanos concentrados en los barrios de Santiago y San Miguel. La amplia campiña Jerezana, propició que muchos gitanos del entorno trabajaran en el campo y entre ellos cualquier día de fiesta o de lluvia, o unas horas de ocio eran aprovechadas para meterse en el cante o en el baile. A lo largo de su historia, Jerez se distinguió en dos grandes géneros flamencos, la seguiriya y las bulerias, seguiriyeros famosos hubo unos cuantos, Paco La Luz, el Loco Mateo, Manuel Molina, Diego el Marruro, Joaquin Lacherna, Manuel Torre o Antonio Chacón, en cuanto a las bulerias, Jerez posee un genio y duende especial para el cultivo de este palo, del que ha hecho su bandera Jonda. Hoy la situación en Jerez no es la misma, la gitanería se ha dispersado con lo que esos barrios han dejado de ser escuelas naturales como antes, esto fue comentado no hace mucho por José Mercé, nacido y criado en Jerez y descendiente de Paco La Luz.

Continuo con los centros cantaores, después nos meteremos con el baile, siguiendo con la línea de estilos llegamos a Utrera, municipio sevillano que juntamente con el de Lebrija, forman un núcleo de mucha importancia en el cante flamenco, los gitanos de Utrera que nunca pierden el Compás que es realmente lo que los define, tuvo grandes familias de flamencos, quizás la más importante fueron Los Perrate, pero lo que más caracteriza la Utrera flamenca es la gran masa gitana, siempre muy activa en lo Jondo, y en los cambios de residencia que entre ellos había. En Lebrija nació en 1847 Diego El Lebrijano, también nació años después El Pinini pero éste se trasladó a Utrera, después aunque nacido en Jerez, se afincó en Lebrija, Juan Moreno Jiménez, Tio Juaniquin de Lebrija, lo contrario ocurrió con El Chozas de Jerez que nació precisamente en Lebrija pero pasó toda su vida en Jerez y hay que citar sin excusas a María La Perrata.

Llegamos a Córdoba donde el flamenco tuvo gran vitalidad como el toreo, fue precisamente un picador de toros, Manuel Moreno Mondéjar, cantaor conocido con el nombre de Juanelero el Feo quién adaptó a la particular indiosincrasia cordobesa estilos de cante trianeros y gaditanos, soleares y alegrias, las cordobesas se diferencian claramente de las matrices, Juanelero fue el fundador de una dinastía de cantaores y toreros cuyos miembros llevaron todos el nombre de Onofre, Córdoba dio también nombre propio al Fandango, con tres variantes, el de Lucena, el de Cabra y el de Puente Genil, al que también se le llamó Zángano. Todos tenían entonaciones verdialeras, Dolores de la Huerta y Rafael Rivas fueron famosos por sus fandangos de Lucena, Cayetano Muriel, EL Niño de Cabra fue el principal artífice del llamado de Cabra. También en los cantes de Lucena tiene su principal base el zángano de Puente Genil, recreado por Fosforito hace unas décadas.

Ahora nos instalamos en Huelva, aquí el Fandango es el estilo rey y dio en él verdaderos maestros. Son cantes que gustan mucho por su musicalidad, Alosno fue su cuna y de allí se extendieron a toda la provincia, Huelva capital es el segundo vivero contabilizándose siete formas distintas, de las que una lleva el nombre de Antonio Rengel. Entre los grandes intérpretes, además de Rengel, hay que mencionar a Paco Isidro, Rebollo, El Comía y por supuesto Paco Toronjo, entre los grandes fandangueros estuvo también nuestro conocido Niño León.

Situados en Málaga, a partir de Juan Breva ha tenido siempre un primer rango en el cante, el origen básico se centra en el Verdial, un fandango folklórico que se aflamencará para ir evolucionando hacia otras formas de cantes abandolaos. Los géneros de Málaga de los que su eje central es La Malagueña, conforman una de las parcelas más extensas y ricas del arte flamenco, comprende desde un considerable repertorio de fandangos hasta la granaina y la jabera, la rondeña y también los cantes mineros-levantinos que supongo florecidos del gran árbol malagueño. El recorrido por los Palos que Málaga comprende nos está diciendo que su territorio geográfico es más grande que su provincia.

Ahora estamos en Granada, aquí se nos muestra un fenómeno singular en el flamenco, son esos espectáculos granainos que conocemos con el nombre de Zambra. Los gitanos del Sacromonte, un foco de atracción internacional fueron sus principales protagonistas, la primera zambra de la que hay noticias fue la de Antonio Torcuato Martin, El Cujón. Era ya viejo cuando habilitó varias salas de una herrería que tenía en la Placeta del Humilladero y la ambientó, buscando en cada ocasión a los mejores artistas que encontraba por las cuevas. Zambra se llamaba tanto el local como el conjunto del espectáculo en sí. Los hubo muy famosos como el de La Golondrina, de Pepa Amaya, Lola Medina, Rosa La Faraona, Manolo Amaya, Maria La Canastera, al margen de las típicas zambras y ya clasificables en el flamenco convencional tenemos que mencionar la granaína y media granaina y el Fandango de Frasquito Yerbabuena.

Continuando con nuestra ruta flamenca llegamos a la zona de Almería, en 1838 se descubrió en la Sierra de Almagrera el filón Jaroso, a partir de ese momento llegaron los trabajadores y en forma ineludible llegó el cante y por consiguiente la creación del cante minero-levantino, en solo diez años el auge económico de la zona creció de una forma sin precedente alguno, lo que produjo una corriente migratoria espectacular. Comenzaron a escucharse cantes precursores de esta gama de estilos destinados a engrandecerse con el paso del tiempo. Sus primeros oficiantes es algo que se ha perdido en la vorágine que se produce en este tipo de explotaciones, pero uno de los más grandes exponentes de estos estilos sin duda fue José Sorroche.

Cartagena y La Unión son municipios de Murcia, próximos entre sí, que polarizan la comarca como campo de Cartagena. A partir de 1840 también produjeron una serie de descubrimientos mineros que atrajeron millares de emigrantes andaluces, en su mayoría de Almería. La avalancha foránea superó a la nativa en gran proporción, ello generó una gran riqueza, obviamente mal repartida, mientras el minero trabajaba en condiciones infrahumanas, los propietarios se enriquecían, por lógica se propiciaron ambientes en los que el cante flamenco encontraba condiciones idóneas para su desarrollo, las ventas y ventorrillos, las posadas y burdeles. El patriarca de los cantes mineros levantinos fue Rojo el Alpargatero que a su vez regentó mucho de estos puntos de reunión. La Unión celebra desde 1961 su Festival Nacional del Cante de Las Minas, lo que ha contribuido con eficacia al mantenimiento de los estilos de esta bella gama de cantes, algunos estaban a punto de olvidarse.

Linares - La Carolina. Este es el núcleo principal del cante de la provincia de Jaén donde para el año 1852 se produjo la misma situación que en las zonas precedentes, el auge minero atrajo gran cantidad de emigrantes y por consiguiente el cante flamenco, esta zona tiene por estandarte el estilo de las Tarantas, siendo el Tonto Linares, Basilio, y el Cabrerrillo, sus cultores más conocidos de la época.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://artenpalabras.blogspot.com/
White angel
Maniaco del foro
Maniaco del foro


Femenino
Cantidad de envíos : 239
Edad : 28
Localización : Madrid
Fecha de inscripción : 05/03/2008

MensajeTema: Historia de un Arte: Flamenco III   Vie Abr 11, 2008 12:24 pm

Al comentarles los principales Centros Cantaores, en varias comarcas hablé del siglo XVIII y XIX, fue en la mitad de este siglo y a principios del siglo XX, justamente llamado el de La Edad de Oro, por ser la época en que los cantes tomaron en forma más definidas los Estilos que se conservan hasta nuestros días, les aclaro que no se extrañen que en este relato al volver a mencionarles otros centros cantaores me vuelva atrás en el tiempo, eso es debido que para no cortar la narración y ésta llega generalmente hasta ésta época de principios de siglo, al comentar otra comarca necesariamente tengo que volver atrás en las épocas.

Alcalá de Guadaira, población cercana a Sevilla en aquellos tiempos, hoy día es prácticamente un barrio de Sevilla, se convirtió en La Edad de Oro en un centro cantaor de gran importancia, dando lugar a una escuela capital de la Soleá, articulada en torno a la familia gitana de los Gordos de Alcalá, después llamada de los Paula - Talega. A dicha familia pertenecieron cantaores tan importantes como Agustin y Juan Talega, Joaquin el de La Paula o Manolito de María. Heredera directa de Triana, en Alcalá la Soleá se elevó a estilo no solo dominante sino casi exclusivo.

Fuera de los territorios Andaluces, hay dos zonas que aportaron mucho al flamenco, una de ellas fue Extremadura, en esa región, punto neurálgico del ir y venir constante, ocio, trato y mercadeo de la gitanería que por allí vivía o transitaba, eran lugares fáciles al cultivo del cante, Francisco Zambrano clasifica en dos diferentes bloques los estilos extremeños, los autóctonos y las creaciones personales de la región, los autóctonos son dos, los Jaleos y los Tangos Extremeños, en cuanto a creaciones personales se citan, la Taranta de Pepe El Molinero, Fandangos de Pepe de Guzmán, Porrina de Badajoz, y Manolo Fregenal.

El otro centro no Andaluz y con acento flamenco, de gran importancia por cierto, es Madrid, los flamencos de todos los tiempos acudieron allí para acrecentar sus carreras lo que posibilitó que siempre el flamenco tuviera un auge importante. Ya en la prensa madrileña de 1853 aparecen noticias sobre el flamenco, pues se habla de conciertos gitanescos y de música flamenca, haciendo claras referencias a épocas anteriores. También en Madrid tuvo el apogeo de los Cafés Cantantes, los más conocidos fueron seguramente el famoso café de La Marina, el de La Magdalena y el de la Victoria, al comenzar el declive de los cafés cantantes, la actividad flamenca se desplazó a los colmaos y ventas. Fueron tres las que quedaron en el recuerdo con la aureola de haber sucedido en ellas cosas importantes para el acontecer flamenco, Fonos, Los Gabrieles, y Villa Rosa, situados en lo que fue, el barrio más flamenco de Madrid, el barrio Santa Ana, en los tres fue el amo indiscutido Don Antonio Chacón. El cante de los Caracoles, fue madrileñezado por Chacón al punto que no faltó quienes creyeran que el mismo era de pura cepa madrileña.

Antes de continuar en el tiempo, y habiendo pasado de la época según se cree de sus comienzos, vamos a charlar un poquito del Baile. Este Arte del Flamenco cuyos comienzos tuvieron lugar mucho tiempo después de los del cante, se estima que para el primer tercio del siglo XIX, de los primeros bailes que se tienen datos son los que fueron llamados Bailes de Candil, este nombre fue debido a que su práctica se llevaba a cabo en patios de casas de vecinos, en ventas al aire libre o en ambientes bastantes sórdidos, por tal motivo a las noches estaba la luna que alumbraba pero cuando no había luna tenían que alumbrarse con el "candil", es obvio del porqué le viene el nombre. La clientela pertenecía a la clase baja del pueblo por lo que entonces el baile de candil llegó a equipararse con un baile popular, más adelante se empezó a formalizar en sus diferentes estilos y modalidades y fue cuando ya se daban clases de enseñanza, principalmente en las escuelas de baile Boleras. El Baile de Triana que historió Estébanez en 1831 seguramente fue uno de estos bailes, decía, en el que asistimos al baile de la rondeña por la Perla y su amante el Xerezano, que por la presentación que de ellos hace se desprende que podian ser profesionales, igual que algunos de los cantaores presentes (El Planeta, El Fillo). Tres décadas más tarde el Barón Charles Davillier, quién en 1862 hizo un viaje por España en compañía de Gustavo Doré, del que nos ha dejado puntual testimonio, acudió a uno de estos bailes en la botillería del Tío Miñaro, donde oyeron cantar el polo a uno que llamaban el Barbero y acompañado a la guitarra por otro nombrado Cirineo y que fue bailado por la Candelaria. Vieron después bailar el zorongo y la rondeña, siendo gitanas las bailaoras y según dice se contaban entre las mejores de Triana. Probablemente aquellos bailes no eran aún danzas genuinamente flamencas. Los nombres de estilos aparecen muy mezclados con otros de estirpe anterior como la gallarda, la chacona, el ole, el jaleo y aún los identificados como flamencos , tal la rondeña que mencionó Estébanez vio bailar y en la que Concepción Carretero detecta influencia de la escuela bolera, Estébanez habla también de la caña, indicando que por lo regular no se baila y después a continuación describe dicho baile.

No todos los estilos del Cante son Bailables, aunque últimamente los jóvenes han ampliado el abanico de estilos para bailar, creando nuevos movimientos y pasos para complicar el baile de tal manera que los hacen muy difíciles, sacándoles la sencillez y naturalidad de los mismos, sencillez aparente porque esa misma sencillez los hacía de una belleza y estética incomparables. Los estilos bailables por naturaleza son los siguientes: SOLEA, SEGUIRIYA, ALEGRIAS, BULERIAS, CARACOLES, SEVILLANAS, FARRUCA, GARROTIN, TANGOS, MARTINETE Y ZAPATEADO.

La Guitarra: siempre se ha dicho de la guitarra que no apareció en el cante hasta La Edad de Oro, o sea en los albores del siglo XIX, los hechos así lo han demostrado, el cante en sus comienzos era a palo seco, pero no porque no se conociera la guitarra, de hecho los gitanos tocaban un instrumento muy parecido a la guitarra, lo que ocurría que no tenían la cejilla y entonces tocaban muy arriba (mi) o por el medio (la) únicos tonos que conocían y entonces los cantes por esta dificultad se tenían que hacer a palo seco. La primera etapa ya conocida con cierto rigor histórico es la de los guitarristas que podrían ser llamados pre-flamencos, es decir, guitarristas en una posición ambigua en la que interpretaban músicas cultas o populares, El Murciano quizás el nombre más antiguo que se puede invocar con la convicción que fue un guitarrista muy próximo al flamenco. Figura en cierto modo opuesta sería la de Julián Arcas, a quién Rioja y Cañete no dudan en considerar "como uno de los padres del Arte Flamenco"

En Jerez y atribuida a Javier Molina se considera que estuvo la primera escuela de Toque Flamenco. La figura gigante de Ramón Montoya ( del que hace pocos días se cumplió el cincuentenario de su muerte) lleva a un clasiquísmo en que ya la guitarra es una disciplina, un estudio, una madurez. Otros grandes nombres de esta etapa son los Borrul, Luis Molina, los de Badajoz.

Con el esplendor de los Cafés Cantantes, el flamenco desarrolló todas sus facetas hasta fijar definitivamente lo que pudiéramos considerar clasiquismo. El Baile adquirió un apogeo sin precedentes puesto que era el mayor atractivo para el público, fue el tiempo de las más grandes luminarias de todas las épocas, Juana La Macarrona, Gabriela y Rita Ortega, las Antunez, las Coquineras, La Cuenca, Salú la Hija del Ciego y Antonio el de Bilbao.

Los cafés dieron también un gran impulso a la guitarra flamenca, fundamental para el espectáculo. En ellos ganaron fama una cantidad de tocaores importantes, el primero de todos Paco de Lucena.

Silverio Franconetti, genio de la seguiriya, se le considera el principal transmisor de los cantes de El Fillo en su interpretación no gitana, impulsó decisivamente los cafés cantantes profesionalizando el ejercicio público del arte flamenco.

Siglo veinte "Cambalache", no voy hablar de Tango, pero si me voy a referir a que como dice el refrán " en todas partes se cuecen habas" esto viene a cuento porque hacia 1926 una ley fiscal promulgada en España, gravaba con un impuesto del 10% a los "Cafés Cantantes", en cambio los espectáculos en espacios abiertos de más capacidad y más figuras en cartel, pagaban únicamente el 3%, de tal manera que los Cafés empezaron a declinar y a un empresario avispado llamado Monserrat se le ocurrió trasladar los espectáculo flamencos a espacios más amplios como a las plazas de Toros y llamarlos Operas Flamencas, de esa forma se reducían los impuestos, también está la versión que el nombre se le implantó a causa de la madre de la Niña de los Peines, fue debido a que estaba viéndola ensayar un día y le gritó entusiasmada, "olé y Viva la Ópera Flamenca".

De esa forma la Ópera Flamenca tomó el relevo de los Cafés Cantantes, por primera vez el flamenco aspiró a conquistar públicos más amplios, dado que los espectáculos se hacían en recintos de gran aforo y a precios populares. Audiencias tan masivas influyeron necesariamente en que la calidad artística tuviera que rebajarse.

Esta etapa estuvo marcada por estilos más ligeros, como fandangos y cantes de ida y vuelta. El fandango invadió todo el cante, en detrimento de los estilos de mayor enjundia flamenca. Lo mismo ocurrió con los cantes de ida y vuelta.

A partir de 1915 se produce un ciclo de baile ecepcional con nombres como los de Antonia Mercé la Argentina, Pastora Imperio, Vicente Escudero, y Encarnación López La Argentinita. Ellos llevaron el baile español y flamenco por los escenarios más importantes del mundo.

Los cantaores más destacados en los espectáculos de Ópera Flamenca fueron por sobre todos Pepe Marchena además de Vallejo, Centeno, El Niño Gloria, Angelillo,Cepero.

Es lógico que quienes se tomaban el flamenco en serio entraran en estado de alarma por el futuro del cante Jondo. Una de estas personas fue Don Manuel de Falla, quién en unión de otros intelectuales pensaron hacer algo por abortar la catástrofe y decidieron organizar un Concurso de Cante Jondo, el que se realizó en Granada en 1922.

Precisamente en este Concurso, un apenas adolescente Manolo Caracol, obtuvo un primer premio y comenzó su carrera de éxitos en el cante flamenco y fue el que introdujo en los espectáculos el acompañamiento de piano y orquesta con sus famosas Zambra, formando pareja con Lola Flores.-

Fue época de la aparición de grandes artistas de la guitarra flamenca, como el Niño Ricardo, Manolo de Huelva, Melchor de Marchena, Esteban de Sanlucar y en guitarra de concierto, Sabicas.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://artenpalabras.blogspot.com/
White angel
Maniaco del foro
Maniaco del foro


Femenino
Cantidad de envíos : 239
Edad : 28
Localización : Madrid
Fecha de inscripción : 05/03/2008

MensajeTema: Historia de un Arte: Flamenco IV   Vie Abr 11, 2008 12:25 pm

A mediados de la década del cincuenta, después de la época de las Óperas Flamenca, se revaloriza el flamenco, se abre la era de los Tablaos, se publican los primeros libros y ensayos sobre el Flamenco, Antonio Mairena gana la tercera Llave de Oro del Cante y comienza una nueva era en el Flamenco. Se publica la primera Antología del Cante en Francia por Hispavox, entre los primeros Tablaos se cuenta el Zambra de Madrid, González Climet publica su libro Flamencología y en 1956 se celebra el primer Concurso Nacional del Arte Flamenco de Córdoba. A mi entender el Concurso organizado por Manuel de Falla en Granada y éste Concurso Nacional de Córdoba, fue donde se volvió a poner el Cante Flamenco en el sitio que nunca debió abandonar , este Concurso nos dio uno de los más grandes Cantaores de la época, que hace pocos días tuvo su merecido homenaje, me refiero a Antonio Fernández Díaz, Fosforito, fue el triunfador absoluto ya que ha sido el único que se ha llevado todos los premios por dominar el cante en todos sus estilos, además de que todos sus cantes fueron hechos con letras propias.

Antonio Mairena fue figura fundamental en el renacimiento del Cante, como intérprete y como estudioso y entendido, gran investigador del tema, otro cantaor de categoría y con su contribución en todos los campos tanto didácticos como prácticos aportó mucho al Flamenco.

En el ciclo del Baile Teatral, tuvo su continuidad la etapa anterior con personalidades como Pilar López, Carmen Amaya, Antonio, a quienes siguieron a su vez Antonio Gades, Mario Maya, El Guito, Cristina Hoyos, Merche Esmeralda entre otros.

En cuanto en el Cante hubo muchos destacados, los clasificaré por escuelas En los Cantes de Cádiz, al principio de ésta época podemos nombrar a Aurelio Sellés, Pericón de Cádiz, Macandé, El Flecha de Cádiz, Manolo Vargas, Perla de Cádiz, El Beni de Cádiz, Chaquetón y actualmente todavía en actividad El Chano Lobato, Rancapino, Pansequito, Maria Vargas.

Continuamos con la Escuela de Sevilla, de cuyos maestros anteriores podemos nombrar a Pepe de La Matrona, Bernardo el de Los Lobitos, quedando actualmente Manuel Mairena, Jose Menese, Chocolate, Miguel Vargas, Jose de La Tomasa, Diego Clavel.

Nos ocupamos de la Escuela de Jerez, de los primeros de ésta época, podemos nombrar a Tío Jose de Paula, Juanito Mojama, Tía Añica La Piriñaca, El Borrico de Jerez, Sernita de Jerez, Agujetas el Viejo, Terremoto de Jerez, El Sordera, María Soleá, nos quedamos con los que todavía están en actividad, La Paquera de Jerez, Diego Rubichi, Manuel Moneo, Juan Moneo El Torta, Manuel Agujetas, Jose Mercé.

Ahora mencionaremos la Escuela de Utrera y Lebrija, desde El Perrate, Fernanda y Bernarda de Utrera y terminando por Juan Peña El Lebrijano y Curro Malena. Llegando a Cartagena y La Unión, después de Antonio Piraña ahora los más destacados Pancho Cros y Encarnación Fernández. Para terminar con los que hemos clasificados en la Escuela Cordobesa, allí como figura destacada tenemos a Luis de Córdoba , El Pele, y como figura sobresaliente a Fosforito, merecedor sin duda alguna de la cuarta Llave de Oro del Flamenco que nuca fue otorgada.

En cuanto a Cante Flamenco hasta 1985 estos son los nombres para destacar, hay muchisimos más pero no terminaríamos nunca de nombrarlos. Sobre personalidades que no se ciñeron a una escuela determinada, de los cuales también hay gran cantidad, podemos recordar como anteriores, a Juan Varea, Rafael Romero, Porrina de Badajoz, y más cercano en el tiempo, hasta la época actual a Gabriel Moreno, Ramón El Portugués y Carmen Linares.

Yo se lo que ustedes están pensando, en la figura que no he nombrado para nada y que más conocida es en el mundo, no solo por su cante, también por las circunstancias que rodearon su vida, me refiero a Jose Monge Cruz, Camarón de La Isla, pero les digo que para hablar de él necesitaríamos muchisimo tiempo que no tenemos, así que prefiero no decir nada porque todo lo que diga, me quedaría corto, habría que hacer una charla exclusivamente dedicada a su persona, desde niño su ideal era el ser torero, pero su andar por las Ventas y especialmente por la Venta Vargas, aprendió bien el cante y cantaba para poder comer, en sus principios cantaba puro flamenco Jondo, una vez instalado en Madrid, donde lo llevó Paco Cepero, fue posteriormente apadrinado por Paco de Lucía y la influencia de Pepe de Lucía y el padre hicieron que innovara su cante y le diera su estilo propio, lo que le dio nombre y fama en el mundo.

La Guitarra en este tiempo fue en cierta manera de transición pues los grandes maestros vienen de la etapa anterior a los que se añadieron algunos interesantes como Luis Maravilla, Manuel Cano y Serranito, pero después vendría la revolución de Paco de Lucía.

El Flamenco está ante un reto, el FUTURO, que será el Flamenco de aquí a unos años?, ya en estos tiempos hay mucha fusión, mestizaje, aportación de nuevos instrumentos, yo soy de la opinión de que no tenemos que perder las raíces, aceptar la evolución normal que venga con el tiempo, pero no acelerar esos tiempos, todo llega, pero no todos pensamos igual, en España se editan varias revistas especializadas en Flamenco, una que mucho de ustedes conocerán llamada El Olivo, tiene instituido anualmente un premio para el artista de cada arte del flamenco que más se halla destacado en ese año, pero no hay jurado, lo interesante y da más validez al premio, es que es por votación de todos los lectores o aficionados, sus opiniones y votación son las que otorgan los premios, para vuestro conocimiento les voy a nombrar los premiados este año, en los nombres de los artistas se darán cuenta que no todo está perdido todavía, que hay mucho Flamenco para dar, los premiados han sido los siguientes:

En Cante : JOSÉ MERCÉ

En Guitarra: VICENTE AMIGO

En Baile: MARIO MAYA

En Literatura Flamenca: FELIX GRANDE

Revelación en el Cante: MANUEL CALDERÓN

Este último, joven y gran cantaor, no tiene grabado ningún disco en solitario, contribuyó con algunos cantes acompañando a otros artistas, pero en solitario no ha grabado, sus actuaciones en Festivales y Concursos fueron tomados por los aficionados y votado como la revelación del año. Nació en Santa Coloma de Gramanet, el 9 de Septiembre de 1.979, su cante de pura estirpe de lo Jondo, nos deja la tranquilidad que aunque aparezcan grupos y cantaores que introduzcan modificaciones sustanciales en el Flamenco, siempre habrá savia nueva que mantendrán las raíces del Flamenco puras e intactas, todo esto lo digo sin menospreciar ni quitarle el mérito que indudablemente tiene quién es capaz de crear algo.

Futuro.-No obstante lo dicho, voy a dedicar los últimos minutos de mi tiempo a dar un repaso a lo que hoy en día según los críticos y entendidos del Flamenco, están innovando y mirando hacia el futuro.

Desde la revolución de la guitarra de Paco de Lucia, se incorporaron nuevos instrumentos como el cajón, el piano, la flauta, el contrabajo, violín y un largo ecetera. Paco de Lucía inició la etapa innovadora y marca el inicio de un esplendor sin precedentes por el número y calidad de grandes guitarristas que le siguen, entre ellos verdaderos magos del toque, G.Nuñez, Cañizares, Riqueni, Tomatito y Vicente Amigo por nombrar unos cuantos solamente.

Enrique Morente es el creador de este tiempo, a partir del gran conocimiento que posee del cante ortodoxo, empezó a introducir novedades de mayor o menor calibre en todas sus interpretaciones, culminando su evolución en las obras Lorca y Omega, no obstante ello, en sus últimas presentaciones está volviendo a las raíces.

Actualmente hay una generación de bailaoras/es que mantienen el baile en cuotas de gran calidad, Javier Barón, El Mistela, Javier LaTorre, Eva La Yerbabuena, Juan Ramirez, Joselito Fernandez, Antonio El Pipa, Farruquito, ellos marcan la pauta.Hay otros como Antonio Canales, Joaquin Cortés, Belén Maya , Israel Galván y Sara Baras, que introducen en su baile elementos de novedad e investigación que influirán en el futuro.

El mestizaje en la música flamenca de los últimos tiempos está marcado por corrientes como por ejemplo el Jazz, la Salsa, la Bossa Nova, sones étnicos de muy diversas genealogía y geografía. En este terreno los pioneros son los grupos Pata Negra y Ketama y posteriormente Navajita Plateá. También son muy importantes las aportaciones de hombres del Jazz, como Jorge Pardo, Carlos Benavent y Chano Dominguez.

Con esto termino mi escrito, podemos estar de acuerdo o no, cada uno tenemos nuestras vivencias y preferencias y en el flamenco es raro encontrar a dos que estén completamente en un todo de acuerdo, lo que si puedo decirles que lo expuesto está dicho con toda la honestidad del mundo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://artenpalabras.blogspot.com/
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Historia de un Arte: Flamenco I   Hoy a las 4:41 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Historia de un Arte: Flamenco I
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Metallica - Orion
» Nuestra Historia de Marcianos y Venusianas
» LAS PEORES PELÍCULAS DE LA HISTORIA
» Los 10 peores vocalistas de la historia
» Historia de amor en la quinta avenida (nick y tu) hot y romantica

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Metal Music Zone - The Heavy Music Forum :: Música :: Flamenco-
Cambiar a: